Ofrecemos 2 Tipos de pruebas COVID-19, pruebas rápidas y pruebas moleculares.

¿Qué es el riesgo psicosocial?

El riesgo psicosocial en el trabajo comprende una serie de factores que generan una alteración del cumplimiento de las actividades laborales del individuo, su motivación y desempeño.

Afectando su salud física, psíquica y social. Generalmente están asociadas a la organización, el contenido y la ejecución misma del trabajo.

También está determinado por la interacción entre el trabajo, su medio ambiente, la satisfacción de su labor y las condiciones de la organización. Así como las capacidades del trabajador, sus necesidades, su cultura y su situación personal externa.

¿Cuáles son los principales riesgos psicosociales en el trabajo?

Riesgos psicosociales en el trabajo

Los factores intralaborales: Son aquellas características que se presentan en la empresa, tienen que ver con el trabajo y su organización, tales como: la gestión organizacional, condiciones de la tarea, funciones y jornada de trabajo, condiciones ambiente laboral, relaciones interpersonales en el trabajo, entre otras.

Los factores extralaborales: son aquellos aspectos del trabajador fuera del contexto laboral tales como el entorno familiar, social y económico del trabajador, utilización del tiempo libre, redes de apoyo social, condiciones de la vivienda, entre otras.

Las condiciones individuales: son aquellas características particulares del trabajador, tales como aspectos socio-demográficos y ocupacionales, rasgos de personalidad, estilos de afrontamientos y condiciones de salud.

¿Cuáles son las enfermedades que se derivan de los riesgos psicosociales en el trabajo?

El Riesgo Psicosocial en el trabajo y su gestión dentro de los ambientes laborales ha cobrado fuerza en los últimos años debido a que se han hecho presentes las enfermedades relacionadas con el  estrés (ver ¿Cómo manejar el estrés?), tales como: trastornos de ansiedad, depresión, trastornos de adaptación, reacciones a estrés grave, sentimientos de fracaso y trastornos de la personalidad entre otros. 

Físicamente pueden causar insomnio, hipertensión arterial secundaria, infarto agudo de miocardio, enfermedades gastrointestinales, respiratorias, inmunitarias, dermatológicas, endocrinológicas y osteomusculares. La persona puede volverse adicta al alcohol, el tabaco o a alguna sustancia psicoactiva. entre otras.